Sector Informativo | Información periodística diaria del Partido de Villa Gesell

Buscador Buscar por día
Sábado, 23 de Agosto Villa Gesell
Brumoso
Brumoso 11°
Sábado14°15° Lluvia
Domingo16° Tormentas Dispersas

Entrevista del Mes

La entrevista de la semana

Villa Gesell, playa segura

El operativo de seguridad en playa que implementa cada verano la municipalidad de Villa Gesell está en constante crecimiento, siendo una importante labor la que cumplen los más de cien guardavidas que custodian a geselinos y turistas a lo largo de la playa entre el balneario “Del medio” y el faro Querandí, en los extremos norte y sur respectivamente, cubriendo kilómetros de playa con el apoyo de siete embarcaciones, cinco cuatriciclos y además un helicóptero de rescate que hace guardia ante cualquier emergencia que haya que cubrir mar adentro. Este operativo cuenta con tres jefes de zona, que son Marcelo Bordón (norte), Norberto Capolupo (centro), y Pablo Fernández (sur), con quien sectorinformativo.con dialogó para conocer en detalle cómo son las tareas que realizan y los cuidados que toman para hacer de nuestras playas una de las más seguras de la Costa Atlántica , con un saldo favorable ya que a lo largo de la temporada pasada no hubo víctimas fatales, y si muchos rescates y atención a accidentes que ocurren en la franja costera.

Compartir Nota Disminuir tamaño texto Aumentar tamaño texto

Si bien el inicio oficial del comienzo del operativo de seguridad en playa es del 1º de diciembre, a lo largo del año hubo una continuidad en la cobertura de playa, ya que en semana santa, vacaciones de invierno, fiesta de la Raza en el Mar, y fines de semana largo hubo guardias que se mantuvieron expectantes de lo que acontecía con las personas que se acercaban al mar en días de mayor concurrencia.

Sin duda la prevención y acción que se realiza a partir del trabajo de los guardavidas es vital para una ciudad turística como la nuestra que más allá de sus paisajes y virtudes de entretenimiento y esparcimiento, necesita ofrecer tranquilidad en el lugar más concurrido por nuestros visitantes. Para ello los 110 guardavidas municipales y los 60 que son empleados en forma privada por los dueños de las concesiones de los balnearios cumplen con una función primordial.

Uno de los jefes de este operativo es Pablo "Rana" Fernández, un ferviente hincha de Vélez que nació hace 43 años en Villa Luro, donde además se crió y vivió su juventud trabajando de camionero y taxista entre tantos otros trabajos. Pero desde que tenía 8 años su anhelo siempre fue ser guardavidas, desde que a esa edad vio en Mar del Plata a un bañero que cumplía sus trabajos en la playa.

- ¿Cuándo llegaste a Villa Gesell?
- Llevo 21 temporadas trabajando acá desde octubre a Semana Santa, y desde 1997 que me quedé definitivamente en Mar de las Pampas. De chico venía siempre a Villa Gesell a quedarme en camping, y se me dio que conseguí para trabajar de guardavidas acá en el balneario "El Pinar", que estaba cerca de donde está el chalet de Don Carlos Gesell.

- ¿En qué otros estuviste?
- En "El Pinar" se dio porque el guardavidas que estaba justo se fue, y yo arranqué hasta durmiendo en la casilla, después estuve en "San Isidro", hasta que vine para el lado de Mar de las Pampas estuve doce años en "Soleado" y después como municipal desde hace cinco temporadas.

- ¿Cómo evolucionó el trabajo del guardavidas?
- Cambió mucho, como todo. Ahora hay mucho apoyo y tenés guardavidas cada muy pocos metros incluso en Mar de las Pampas. El turista de Buenos Aires llega en poco más de tres horas con un auto moderno, así que la gente que viene es mucha y se necesitaba tener cubierta la playa. Antes en esta zona éramos seis, y ahora 48 y todavía faltaría tener algunos más.

- ¿Cómo va a ser el operativo de la temporada 2010?
- Contamos en total con 170 guardavidas, que son correlativos desde Chacras del Mar hasta el balneario "El Medio", además de las patrullas que se realizan hasta el faro Querandí, donde además hay un guardavida fijo y también otro en la playa nudista.

- ¿Cómo es el trabajo que cumplen?
- Es igual que siempre pero con más tecnología porque tenemos siete embarcaciones y cinco cuatriciclos, uno de ellos que lo aportó el sindicato de guardavidas (SUGARA). Ante son había tanto deporte náutico ni gomones y motos de agua, ahora hay rescates de embarcaciones constantemente.

- ¿Coordinan trabajos con la Prefectura Naval ?
- Si, nos mantenemos con comunicaciones mediante las radios que tienen todos los guardavidas, además los tres jefes tenemos la señal de tránsito, el hospital y emergencias para poder cubrir cualquier accidente o emergencia que pueda ocasionarse.

- ¿Cómo es el trabajo que están realizando desde la coordinación de este operativo en los tres años que llevan al frente?
- Se fue extendiendo el radio de cobertura, sumamos cuarenta guardavidas, más casillas y mangrullos, los refugios son importantes porque permiten trabajar mejor en especial en la zona sur y el norte porque no hay tantos balnearios, y en Mar de las Pampas tenemos quince bombas de agua dulce, es una identificación de Villa Gesell, al turista le llama mucho la atención que en la playa salga agua potable y ellos te lo agradecen porque no hay nada cerca como para que tengan acceso.

- ¿Tienen relación directa con el ejecutivo municipal?
- Si, siempre nos brindan lo que necesitamos y claro que siempre hace falta más todavía porque en seguridad nada se reemplaza con nada, podés tener muchos elementos pero todos son diferentes porque para cada situación algo es mejor que lo otro. Además tenemos cursos de capacitación como el de RCP y traumatismos de cervical y de columna porque además de los rescates en el agua todos los días tenemos accidentes de cuatriciclos en la playa.

- ¿Es una situación que preocupa?
- Si, los cuatriciclos preocupan tanto como los que puedan ahogarse y por eso incorporamos diez camillas más, los turistas en esta zona usan mucho sus cuatriciclos y siempre surge algo.

- ¿Cómo es la actualidad del sindicato?
- A pesar de ser jefe de guardavidas también pertenezco a la comisión directiva nacional del SUGARA, y como delegados en Villa Gesell están Agustín Chiesa y Adrián Borrajo.

- ¿Existen dos sindicatos?

- En Villa Gesell sindicato hay uno solo, lo que existe es una asociación que tiene como proyecto ese fin. Con ellos no tenemos un enfrentamiento, sí hubo diferencias pero cada uno va por su camino. Los afiliados son del SUGARA y tenemos sesenta municipales y somos casi cien en total. Aún no logramos que la municipalidad haga los códigos de descuentos y estamos en tratativas de ello para poder seguir haciendo más cosas.

- ¿Cómo evalúas las playas geselinas?
- Son playas seguras, la temporada pasada no tuvimos ninguna víctima al margen de que siempre es una posibilidad, pero no tuvimos que lamentarla. El joven que se ahogó hace unos días entró al agua a las 5 de la madrugada en una zona sin cobertura porque es del límite con Cariló, algo imposible de prevenir y donde no hay ni acceso para llegar a ese sector.

- ¿Cuál es la virtud que tiene Villa Gesell?
- Que siempre contó con muy buenos guardavidas, y eso si no lo tenés no podés hacer nada más allá de que consigas elementos o no. Además procuramos mantener la identidad, se hace con experiencia y por eso a los nuevos los mechamos con los que llevamos muchos años en la playa.

- ¿Cómo es el mar de esta zona?
- Es un mar completamente abierto a excepción del muelle, o sea que es peligroso y por eso se hace mucha prevención. Una manera es advertir, y hay respuestas de todo tipo.

- ¿Cuentan con un helicóptero para tener apoyo?
- Si, aún no llegó porque al helipuerto lo están arreglando, pero es muy importante y todos los guardavidas ya lo usaron en exhibiciones y prácticas, además les permitió tener una visión aérea de cómo es la playa en la que trabajan.

- ¿Qué falencias existen que puedan mejorarse en el futuro?
- Estamos muy bien, por ahí una ambulancia afectada a la zona sur porque no se puede sacar una del hospital para hacer una guardia, pero esas ya son pretensiones mayores.

- ¿Qué clase de capacitación realizan para la coordinación?
- Se hace con los conocimientos propios. Trabajé varios años en España y recorro mucho las playas de Argentina, estamos en contacto con otras ciudades y un ejemplo de trabajo es Mar del Plata, son los primeros que implementaron un operativo y tienen un gran despliegue con 500 guardavidas.

- ¿En qué cambió la playa en estos tres años?
- Antes se trabajaba bien también, pero desde que asumimos nosotros lo que hicimos fue mejorarlo en muchos aspectos.

- ¿Cumplen con otras tareas?
- En cierta medida si, estamos enseñando a nadar a los chicos de las escuelas públicas, fue un proyecto de Marcelo Bordón y mío, se lo habíamos presentado al intendente anterior y no quiso implementarlo, ahora se está haciendo en el Club Español y van los chicos de 1º a 9º año, incluso los del secundario del EEM. Eso da más seguridad porque los chicos de Villa Gesell aprenden a nadar y corren menos riesgos cuando entran al mar sobre todo si entran en octubre o noviembre cuando el operativo no empezó.

- ¿Tienen más proyectos de ese estilo?
- Si, uno que está funcionando es el del ARNES que trabaja con los discapacitados, lo cual se hace con profesionales y guardavidas a los cuales se les da trabajo todo el año.

- ¿Qué rescate te quedó guardado en la memoria y es imborrable?
- El primer año que trabajé en Mar de las Pampas, a principio de los '90. Pasó una sudestada y el día quedó con cielo celeste y calor, pero el mar había quedado todo roto. Había pocos guardavidas en la zona, y yo estaba en el "Soleado". Ví a unos 300 metros a una nena que se metía al agua derecho a donde había un chupón, y empecé a correr para advertirle pero no llegué y se metió, la madre la siguió y las dos quedaron atrapadas por la corriente unos 200 metros mar adentro. Las pude alcanzar pero estaba fuerte el mar y estuvimos como media hora en el agua, la señora me pedía que "le salve a la gurisa", y después de mucha lucha salimos los tres. La poca gente que había estaba llorando porque de tanta espuma ya no nos veían, y pensaron que nos habíamos ahogado. La mujer me dijo cuando salimos que era muy creyente, y que en sus oraciones siempre iba a pedir por mí, así que tengo alguien que me reza. Ese fue un rescate muy difícil, tuve la suerte de estar en el momento justo.

Las palabras de Fernández y su salvataje heroico resumen las tareas diarias de los guardavidas, que desde su anonimato permiten que todos disfrutemos del mar y de estas playas seguras, la playa de Villa Gesell.

Más Entrevistas Ver Historial