Buscador Buscar por día
Domingo, 17 de Noviembre Villa Gesell

Sociedad

Sin vergüenza: llamaron por una parturienta en Mar Azul y cuando llegó la ambulancia corroboraron que era una broma

El sistema de emergencia del 107 recibió una llamada de emergencia dando cuenta de una parturienta en calle 42 y Mar del Plata, Mar Azul. Pero al llegar, con todo el equipo listo para recibir la nueva vida, corroboraron que era una broma de mal gusto. No existía vivienda, parturienta ni bebe. Una verdadera vergüenza.

El hospital municipal Arturo Illia vivió, en manos de bromistas, un hecho injusto, que generó gran preocupación entre las autoridades del nosocomio y que abrió una investigación policial para dar con los responsables. Hace dos días, se recibió un llamado al sistema de emergencias del 107 dando cuenta de una mujer parturienta en Mar Azul, se montó un operativo con especialistas pero, cuando llegó la ambulancia, no encontraron ninguna casa, ninguna mujer embarazada ni explicación. Evidentemente, había sido una broma de muy mal gusto.
Según pudo saber SECTOR INFORMARTIVO, las cosas se dieron de la siguiente manera: cerca de las 21, el sistema de emergencias del 107 recibió una llamada de alerta por una mujer que estaba por parir en una vivienda de Mar Azul, al sur del Partido.
Los médicos que estaban de guardia montaron un operativo especial para el caso, más teniendo en cuenta que la distancia entre el hospital y la vivienda generaba algún tipo de riesgo para la mamá y el bebe que llegaba.
Entonces, entre medio de la adrenalina pura, emoción por la llegada de una nueva vida, y la preocupación lógica de arribar rápido para otorgar asistencia médica, prepararon un ambulancia, un médico pediatra, un enfermero y una partera, quienes rápidamente se dirigieron al lugar denunciado. La ambulancia, literalmente, voló, a toda velocidad, por las calles de la ciudad, para llegar a tiempo.
El domicilio denunciado era calle 42 y Mar del Plata. Pero, a los pocos minutos de llegar, el equipo médico comenzó a dudar de la real emergencia médica. Estuvieron casi 50 minutos buscando la vivienda, consultando a los curiosos que salían a observar por qué de la presencia del móvil de salud en la cuadra.
Finalmente, y luego de llamar al número que se había comunicado con la guardia, y corroborar que estaba apagado, se determinó que había sido una broma y que no existía ninguna mujer para dar a luz. Todo había sido una broma.
El equipo médico regresó al hospital, molesto por la situación. Y no es para menos. Ahora, las autoridades del hospital estudian realizar la denuncia por la situación. Y que los responsables paguen por ello.