Buscador Buscar por día
Domingo, 05 de Julio Villa Gesell

Localidades del sur

Quejas de entidades de Mar de las Pampas por la mano única, el trencito, el rock, los pitos y otras yerbas

A un grupo de entidades que trabajan con el turismo de Mar de las Pampas le molesta algunas circunstancias que se viven a diario en esa zona del Partido. El pito de los agentes de Tránsito, el Trencito de la Alegría y el rock en camión, las principales quejas. Léelo.

Un grupo de vecinos, comerciantes y cabañeros nucleados en distintas entidades de Mar de las Pampas se quejaron por algunas circunstancias que están ocurriendo en esa coqueta localidad del sur del Partido de Villa Gesell y ahora quieren reunirse con autoridades del Gobierno local para intentar resolverlas.

Aunque parezca una broma, los vecinos de esta zona geselina quieren respuestas inmediatas sobre aspectos que, al juzgar por el comunicado emitido a los medios de comunicación, no les permite transcurrir la temporada con regularidad y tranquilidad.

A saber: no se quejan de la mano única que el Gobierno geselino implementó sobre El Lucero entre Santa María y Querandíes, pero sí advierten que las calles de los alrededores no están preparadas para tanto flujo vehícular y como consecuencia se están deteriorando demasiado. En la misma sintonía, pidieron también resolver "el pitido" que emiten los agentes de Tránsito para comandar a los vehículos, los cuales no les permiten armonizar con el esquema de bosque, mar y mucha paz que ofrece el destino.

Otro de los inconvenientes denunciados aparece por la noche, cuando el denominado Trencito de la Alegría (ese que lleva a los chicos a dar una vuelta con música, los súper héroes y otros personajes de dibujos animados) ingresa en la zona de hoteles y comercios de Mar de las Pampas. No lo aclararon en el documento, pero evidentemente consideran que, o no es apropiado para la visual de la localidad o, es molesto por el ruido que genera.

También consignan la aparición (al parecer, otra vez molesta) del camión de rock impulsado por el área de la Juventud, el cual recorre las calles de Mar de las Pampas con bandas de rock en vivo. Es, a las claras, un paisaje que no se había visto nunca en esta zona del distrito y que desentona con el aspecto del lugar.

Del mismo modo, remarcan que los micros de media y larga distancia ingresan a las calles de la localidad, violando las ordenanzas vigentes y generando una importante complicación en el tránsito.

"Hace muchos años que desde las instituciones venimos trabajando por un VIVIR SIN PRISA, el que sin duda, nada tiene que ver con algunas cosas que hoy suceden. Sabemos que ésta es una muy buena temporada, donde Mar de las Pampas ha sido elegida por mucha gente, la que valora la calidad de servicio y lugar que ofrecemos", explica el texto.

Y agrega: "sabemos que hemos recuperado turistas que antes iban a otros lugares, a quien sin duda, debemos captar a futuro. Por eso nuestra gran preocupación, ya que ese público posiblemente no nos vuelva a elegir, dada la situación que hoy es ocasionada por la falta de control, organización, previsión, etc. Queremos dejar nuevamente en claro, que VIVIR SIN PRISA, no es un slogan comercial, es un concepto que nos distingue y nos diferencia, con las características de un lugar que hoy no se refleja en la realidad".

Finaliza diciendo: "solicitamos de forma URGENTE, se tomen las medidas necesarias para que todos los inconvenientes enumerados sean subsanados por las autoridades y tratemos entre todos de mejorar el día a día, lo que sin duda dará lugar a que nos vuelvan a elegir".

El texto que llegó a los medios de comunicación; y que está rubricado por Proa, Funda Mar de las Pampas, Sofo y AHT; plantea una localidad "SIN PRISA", tal como los residentes de ese lugar pretenden imponer durante todo el año. Así como están planteadas las cosas, el slogan sólo sirve para repetirlo, pero no para cumplirlo.