Buscador Buscar por día
Lunes, 10 de Diciembre Villa Gesell

Turismo

Lunes, 03 de Diciembre

¿Es negocio?: alquilar una carpa por día comienza en 800 pesos y el sector la ve "complicada"

Comienza una nueva temporada y los balnearios se disputan el escaso público que todavía quiere alquilar sombra. Se deben pagar sueldos, cargas sociales, impuestos, renovar lonas, reposeras, y pagar el canon municipal, todo a pesar de que cada vez menos gente acude a ese servicio. ¿Sigue siendo negocio tener un balneario?

Alquilar una carpa en Villa Gesell costará, este próximo verano que comienza, desde 800 pesos por día. El costo para el balneario -y la ganancia final- puso el negocio en duda y replantea los servicios que ofrecerán las unidades turísticas fiscales.

SECTOR INFORMATIVO dialogó con Alejandro Fresone, titular del balneario "Fredda Club", quien informó los precios estimativos de la próxima temporada estival: una carpa por día de 800 a 1100 pesos, por semana desde 5000 pesos, por quincena desde 9800 pesos y el mes completo cerca de 20000 pesos.

Ante la consulta de este medio, Fresone explicó que la temporada será, al menos en el rubro de alquiler de sombra, algo "dificil". Es que, al bajo porcentaje de reservas actuales, se juega con dos aspectos dificiles de controlar para el dueño de balneario: primero, el clima y la posibilidad de observar con antelación cómo será la semana que comienza. Desde que internet y los telefonos inteligentes abordaron la vida diaria, el visitante puede observar en solo algunos segundos cómo estará el tiempo en Villa Gesell o en cualquier parte del mundo. Eso, le juega a favor al turista pero en contra al prestador del servicio ya que el público "selecciona" cuándo venir a la costa o determinar el tiempo de estadía, en base al buen o mal tiempo.

Por otro lado, aparece la cuestión económica de siempre. En el marco de una economía por demás ajustada, el servicio de playa es el último contemplado por los turistas. Sería, si se permite, el último eslabón de la cadena de servicios a atender. Eso, indudablemente, no favorece al sector.

A pesar de todo esto, el verano es verano y todavía existen (son cada vez menos) los que prefieren estar entre lonas, con grandes reposeras, baño, ducha, seguridad, servicio de bar, restaurante y pileta. Ese público dificil es el que tienen que disputarse los balnearios por por poco más de 60 días. ¿El rubro sigue siendo negocio?

Dejá tu comentario