Buscador Buscar por día
Lunes, 01 de Junio Villa Gesell

Información general

Miércoles, 20 de Mayo

Un amparo judicial obliga a la comuna a emplear medidas que permitan la asistencia de las personas que protagonizaron un escándalo en el acceso

Significa que se debe, por ejemplo, permitir que un motomandado se acerque hasta el lugar para entregar algún mercadería comprada. También, si la comuna lo define y no quiere, bajo ningún punto de vista, que nadie se acerque hasta el lugar, entonces asistirlos con medicación y alimentos.

La Justicia de Garantías, a cargo del Dr. David Mancinelli, dio lugar al amparo presentado por las dos personas que protagonizaron un escándalo en el ingreso a la ciudad cuando, una de ellas, intentó acceder por el paseo 139 desde la Capital Federal y en plena cuarentena.

Según se desprende de la resolución judicial a la que pudo acceder SECTOR INFORMATIVO, el magistrado del juzgado 6 da lugar al amparo de habeas corpus presentado por los actores, por lo que la comuna deberá emplear las medidas necesarias para que se los pueda asistir con medicamentos y alimentos mientras dure el aislamiento obligatorio en el domicilio. Asimismo, notifica al intendente Gustavo Barrera para que ponga en práctica la orden en el lapso de 12 horas desde la firma del documento.

En dialogo con este medio, el juez Mancinelli indicó que se intenta "armonizar el conflicto" y que no necesariamente la comuna deba pagar la alimentación y los medicamentos de los actores del amparo sino que se "deben emplear las medidas necesarias".

En los papeles, significa que se debe, por ejemplo, permitir que un motomandado se acerque hasta el lugar para entregar algún mercadería comprada. También, si la comuna lo define y no quiere, bajo ningún punto de vista, que nadie se acerque hasta el lugar, entonces asistirlos con medicación y alimentos mientras dure el aislamiento de 14 días impuesto.

Hay algunos días, un hombre de 63 años a bordo de un vehículo Smart, intentó ingresar a Villa Gesell desde Capital Federal, con el argumento de que arribaba para asistir sanitariamente a una mujer que estaba cumpliendo el aislamiento en la ciudad. No se le permitió el ingreso y se generó una situación compleja y tensa en la que tuvo que intervenir la policía. Incluso, la mujer, de 53 años, acudió al lugar del hecho con supuestas maniobras peligrosas que habrían puesto en peligro a las personas que trabajan en el lugar.

La historia terminó con los actores del conflicto en cuarentena obligatoria por 14 días en una vivienda de barrio norte.

Ahora, como argumentaban que no los dejaban ni siquiera salir a la vereda, presentaron un amparo que prosperó en la Justicia de Garantías.

Dejá tu comentario