Buscador Buscar por día
Domingo, 30 de Abril Villa Gesell

Opinión | Columnistas

Dr. Juan Alberto Yaría

SOCIEDADES CRIMINALES ORGANIZADAS

"...hoy me encuentro luchando para poder desprenderme de esa compañera de años  - (carta del adiós -paciente en recuperación)

Mientras Juan lucha para desprenderse de esa compañera de años en su mezcla letal de placer efímero y dolor con padecimiento, todo esto retratado en su "carta del adiós"( a las sustancias), vastas organizaciones de venta de sustancias van planificando la dominación de territorios en donde quedarán asimilados y "envasados" miles de "pacientes -clientes" que acuden presurosamente a buscar su pócima de masoquismo de una manera imperativa y necesaria.

Oscar recibe las drogas por encomienda luego de un pedido por Internet. Me sorprendo al ver la variedad que recibe cuando desde un ignoto lugar de Santa Fe con un remitente claramente mentiroso llega desde una piedra de cocaína, tranquilizantes, fentanilo (opioide), algo de marihuana , viagra y hasta un calmante de síntomas estomacales y aspirinas ante algún dolor. Me sorprende ver eso en la casa de este ingeniero totalmente poseído por ese nuevo Poder que emerge de la criminalidad organizada asociada al vacío de la subjetividad que en él es evidente pero que es de miles.

Leo es un soldadito que en sus 14 años vive entre un padre permisivo y un hermano consumidor. El jefe del barrio lo utiliza para distintos menesteres; desde marchas políticas hasta participar en "barras bravas". Todo sirve y un dinero siempre hay así como un plato blanco, que no es precisamente con harina, también se encuentra . Alienación ya desde los 14 . Un revolver encontrado, una moto robada y plantas de marihuana también robadas lo llevan a la comunidad terapéutica. Tendrá que entender que la vida no pasa por ese padre Permisivo ni por el Patrón del barrio que maneja todos los hilos del poder , incluso políticos. Podrá comprender que la vida pasa por otro lado. Estudiar dejó; aprender un oficio parece no tener sentido si se consigue dinero por otro lado. Estamos generando multitud de patologías antisociales. ¿Nos daremos cuenta?.

TIEMPOS DE VACIO Y DESIERTO

En tiempos de vacío y de relativismo la venta se maquilla con un marketing de prestigio de las sustancias apuntando a la "luna de miel" que se promete desde los primeros contactos .

Todo suma ; vacío cultural , relativismo ético, palabras inaudibles de la familia que en muchos casos no existe o está fragmentada, escuela debilitada y que no proporciona modelos de vida.
Se puede vivir sin modelos? ; Donde estarán los valores que galvanizarán nuestras acciones ¿. Es la "Muerte de Dios" que predijo Nietzche en el siglo XIX que era la muerte de los valores como tractores de nuestra conducta. Si no hay Valores en la vida manda el Caos y el Cosmos (orden) cae. Todo el pensamiento antiguo se centró en como dominar lo caótico para que aparezca el orden en nuestras vidas.

Internet es la aliada de este nuevo Poder Transnacional con sedes desde barrios en donde la miseria y el abandono reinan hasta lujosos paraísos fiscales .Desde el "soldadito" hasta el poderoso corrompido La parafernalia de las drogas apela a químicos que año a año generan nuevas mezclas genéticas de plantas o nuevas drogas sintéticas (hay ya 600 variedades de las mismas).

En los shoppings que se venden plantas de marihuana hay de distintos tipos con potencias diversas. Total el cerebro se convierte en el campo de experimentación y mortificación; además en este nuevo momento histórico de desierto de los valores nos preguntamos si para los consumidores inveterados existirá el cerebro. ¿Alguien le transmitió que las drogas hacen daño?.

Me temo que no. Parecería existir un nihilismo que nos inunda a todos en donde la recompensa inmediata sirve para salir del desierto y buscar aunque sea por un instante un oasis imaginario.
Palabras inaudibles de los adultos padres y maestros. Caída del valor de la transmisión de la Palabra y de las experiencias y conocimientos de la vida. Deserción de los adultos. Mientras tanto ese vacío de ser se transforma en una existencia dura y con un gran malestar en ese desierto que es la vida misma. En el desierto nada germina. Se busca un artificio que la sociedad de consumo le ofrece para soportar el peso de la vida ante el sol asfixiante del sufrimiento existencial: las drogas.

Muchos se frotan las manos .Es el nuevo Poder que supera al de los Estados. Estado que es pequeño ante la magnitud de esta globalización del malestar y demasiado grande para estar cerca de los dolores de la gente.

En la década del cerebro, desde los 90 hasta el 2000(por el dinamismo de los estudios en USA y en Europa) se descubrieron innumerables mecanismos y funciones del sistema nervioso y los daños de las drogas. Todo ese valor para mejorar la calidad de vida queda superado por la industria del marketing y el vacío sobornado por ese Poder superior transnacional a los Estados nacionales infiltrados por ese mismo Poder foráneo y sin nombre o sea Anónimo y por ende mortífero.

El cerebro parece no existir salvo cuando aparece una sobredosis. Es que no hay transmisión de estos valores de la vida; falló la educación. Ganó la impostura y el delito asociados a la orfandad de miles.

El bautizado como Patrón del Mal Pablo Escobar decía en las memorias que relatan sus biógrafos:" comercializo algo que todos los ejércitos no podrán controlar porque apasiona a la gente"... se refería al clorhidrato de cocaína .Desde la década del 80 se convierte en el "quitapenas" de esta sociedad post-moderna en donde el vacío de los agujeros del alma y el espíritu encuentren un contenido consistente que se llene aunque sea por varios minutos de vértigo e impulsos . Por esto la gente se mata, se empeña en conseguirla e incluso adelanta el cementerio o se gana un deterioro o un accidente cerebro vascular. "No podrán con nosotros" seguía diciendo el patrón del Mal desde el altar de la perversión y la psicopatía. Su omnipotencia...viejo pecado de la humanidad soberbia... se lo llevó también a él.

Sabían, sin datos científicos incluso de la época en que ellos empezaron, que el cerebro quedaba afectado por las drogas. Esto desde fines desde los 90 es un dato cierto. El principal aliado de los múltiples Escobar de hoy es el cerebro "domado" y buscador incesante de estos estupefacientes al lado del desierto de valores.. El vacío de la vida que no contabiliza en neuronas o neurotransmisores cerebrales tiene un papel fundamental. Es la cultura misma con su relativismo e incertidumbre de valores lo que juega para ellos. Desamparo normativo junto a intemperie de valores. Todo ese "coctel" hace su juego para los múltiples Padrinos que pululan por el mundo de hoy.

EL "PARA MUNDO "DE LAS DROGAS

Las drogas crean un mundo paralelo que llamo "paramundo"; conjunto de espejismos alucinatorios que cautivan a muchos. El mundo de la realidad queda a un costado. En primer lugar queda "copado" e "hipotecado" el llamado sistema de recompensa cerebral que es donde está la sede de los dinamismos sexuales, de los impulsos, la comida, el control y la sensación de placer y fundamentalmente de las motivaciones. Las drogas "secuestran "las motivaciones. La única apetencia es consumir sustancias y máxime cuando se ha comenzado desde púber. La alteración de este sistema biológico que tiene una red química muy compleja libera conductas de exceso a la comida (por esto muchos adictos se transforman luego en bulímicos-anoréxicos), al sexo (adictos al sexo) y aumenta la memoria del consumo de drogas permanentemente. Dada esta última situación los pacientes recuerdan en forma pertinaz el uso de drogas y el llamado "craving" (anhelo irresistible de sustancias) los puede llevar a una recaída. Nuestro cerebro se maneja con 2 energías: la termodinámica (química y eléctrica) y comunicacional (relatos, vivencias, emocional, afectiva. etc.).

Tenemos tres cerebros en uno en solo 2 kgs. de peso ; el primero es el que nos asemeja a los reptiles siendo de respuestas mecánicas y que no aprende de la experiencia; el segundo cerebro nos acerca a los mamíferos y ya puede aprender de la experiencia y el tercer cerebro tiene una gran asociatividad, una enorme capacidad imaginativa y es el representante de lo propiamente humano: la palabra, la cultura, la postergación, la planificación, el proyecto. Llegar a tener un cerebro humano, para superar al mono es un acto también de amor y de cuidado.

La cocaína "copa" e "hipoteca" los sistemas más arcaicos del sistema nervioso...el hombre pensante queda atrás. Se suspende la función del lóbulo frontal que es la garantía de un cierto criterio de realidad. Con la coca el hombre queda reducido a un "ser en baja" y limitado en lo reptiliano y mamífero. Nada de lo grande se podrá esperar de él.

EL DESPERTAR

La droga adormece a parte de la humanidad .Es el factor de explotación y alienación más grande que se haya conocido con una plusvalía en restos humanos y dinero enorme. Pero se basa en el adormecimiento. Por eso rehabilitarse es un "despertar". Despertar lo mejor de nuestra persona y a la dignidad de una vida que tenga un dueño y un testigo que somos nosotros mismos.
Ese "despertar "es una lucha en donde la aceptación de que fuimos adueñados, la humildad de dejarnos orientar y la renuncia a la sustancia son fundamentales.

Juan escribe con la sabiduría de un trabajador desde los confines de la tierra como es el conurbano la llamada por él carta del "adiós": "...se presentó ante mí como un amigo fiel(la cocaína) en el fondo de una gran depresión ...me llevaba e iba a buscarla aun cuando estaba escondida; era solo para ella y hoy me encuentro luchando para desprenderme de esa compañera de años pero la huelo en todos lados , todavía siento el trago amargo que me dejaba y me sigue hasta en mis sueños como una mujer despechada , sé que me esperará en la vereda pero me voy a fortalecer para decir no".

Juan se está rehabilitando y sus dos hijos son sus testigos y una vida que lo espera. Se está despertando de ese sueño que lo había capturado como también a millones hoy en el mundo y que engordan arcas de miles.

 

 

Dr. Juan Alberto Yaría

Más columnistas

Ver Archivo