Buscador Buscar por día
Jueves, 15 de Noviembre Villa Gesell

Opinión | Columnistas

Juan Oviedo, pensador geselino

Reciprocidad

La lógica económica posiciona una humanidad basado en el hombre económico, éste tiene un eje muy claro, la condición material de la existencia como norte y sur de su realidad, ¿lo social, el otro?, si le reditúa en términos de lucro y ganancia lo considerara, se trata de relaciones comerciales tal como implica todo patrón, dueño y jefe con su empleado, así, ese otro siempre será un subordinado y por lo tanto rota la igualdad, no habrá vínculos genuinos sociales.

Su ética pivote en su sí mismo y tenerse él como valioso, donde el hedonismo y la individualidad formen principios sustanciales por el cual su ámbito valorativo sea consecuente con el postulado hombre económico y con la complicidad del sopor eclesiástico que tal institución suele provocar con su anestesiar: la del olvido y el perdón.

¿De quienes entonces estamos hablando?, del rico, del poderoso, del político y que no solo habita en los confines del planeta tierra, sino en su misma comunidad, viven ahí porque les va bien en su lógica económica como es la de invertir en los medios del lugar, noticias y reproducir a nivel comunidad, sentidos ideológicos que los benefician como son: turismo, temporada, anfitrionidad.
Bien, usted ya acertó, se trata del pueblo......

Usted vive en un sistema que le dice e inculca la lógica económica señalada pero el problema es que usted no está en la pirámide de esa lógica sino en su base y ahí, no tiene la más mínima posibilidad remota para operar en términos de ganancias, de lucro sino que debe aspirar a ser un asalariado más y punto.

¿Sabe usted cual es el significado de recíproco?, "igual para uno, igual para otro", reciproco consiste en considerar al otro en términos de igualdad, es mi igual, ahora, si dejo esa palabra en cláusulas del derecho, de la ley y del contexto político, pero olvidando su aplicación a la materialidad del término, entonces, todos seremos recíprocos en el ámbito de las declaraciones, los valores y los derechos, pero no recíprocos en las condiciones concretas de la existencia que es comer, vivir, poder tener condiciones dignas de trabajo, tal reciprocidad es rota, es falsa, es meramente declarativa, pues, de existir no existiría la franja de los ricos y de los pobres en el pueblo.

En el pueblo hay gestas de solidaridad y se cree que son genuinas expresiones de la bondad de la gente, del colectivo, estamos frente a "buenas intenciones" pero las mismas no pueden tapar las desigualdades que pululan aquí o en otras palabras, la desigualdad no puede ser mitigada con tales gestas, y consignemos algunas de ellas, por ejemplo "....fulano coordinó el accionar comunal en el proceso de colecta, se mostró muy emocionado por la capacidad de colaboración de la comunidad geselina".

"Llevado adelante con la convocatoria del Círculo Italiano junto numerosas instituciones geselinas, entre ellas los Bomberos que pusieron a disposición las instalaciones; este domingo, cerca de 400 personas participaron del evento solidario cuyos fondos se destinarán al hospital".
"Nuevamente el Taller Protegido Arco Iris fue víctima de un robo, y otra vez la solidaridad geselina volvió a tender una mano para que el Taller siga adelante".

"La solidaridad del pueblo geselino. Una vez más, quedo demostrado que cuando de ayudar al otro se trata, el pueblo de Villa Gesell siempre dice presente".

"Con la organización del Rotary Club de Villa Gesell y cronometrado por Kilómetro Infinito, el pasado domingo se llevó a cabo el 3º Rural Bike Solidario con la participación de más de 120 ciclistas de toda la región".

Como muestra bastan estos ejemplos de las gestas solidarias, ahora, usted debe realizar un simple ejercicio, ¿solidaridad? ,entonces, desigualdad material, con pobres, marginados y necesitados, siempre debe recordar que la estructura económica del pueblo es recesiva y en tal contexto, aplicada la lógica económica si o si devendrá en beneficio de los pocos que son los dueños de los servicios.

Entonces, no me des más limosnas, no me dignifica que reciba lo que tu práctica directa e indirectamente me provoca, pobreza y necesidad material, ya lo sabes, no somos recíprocos, porque en donde exista solidaridad, proporcionalmente no existirá reciprocidad y te explico el término que me dijeron que se aplica en otros lugares.

"Dentro de las culturas andinas, la institución de la Reciprocidad es el fundamento principal para el carácter Colectivo y Comunitario de las sociedades indígenas. De hecho colectiviza los contactos humanos, propicia la redistribución de los bienes, evita la acumulación de valores en pocas manos, provee recursos al que necesita, y crea justicia al incentivar, como comportamiento, la actitud de "devolver por igual lo que se ha recibido" o "recibir como devolución lo que se ha dado".

De existir reciprocidad jamás se hubiera situado la lógica del mercado que existe en los pueblos costeros, y no hubiera permitido el instalar de la máxima colonialista, "bueno, no hay ricos sin pobres", pensar cínico si los hay.

Juan Oviedo, pensador geselino

Más columnistas

Ver Archivo