Buscador Buscar por día
Miércoles, 18 de Julio Villa Gesell

Opinión | Editoriales

¿Y si la gran obra que necesita Villa Gesell es el enterrado de cables en la vía pública?

La tormenta que azotó la ciudad durante el fin de semana (y también la de febrero del año pasado) dejó a las claras que Villa Gesell necesita un replanteo urgente en relación a los servicios públicos y privados que ofrece a residentes y turistas.

¿De que manera? Es que, cuando se acerca una tormenta (chica, mediana o grande), la ciudad queda rápidamente sin servicios. ¿Por qué? porque todavía tenemos el cableado sobre la superficie. Lo ideal sería que tanto el cable, el teléfono, la fibra óptica y la luz se entierren, eso aseguraría la correcta provisión de los mismos cuando llegan vientos fuertes y precipitaciones importantes.

¿Y por qué no hacerlo? Aunque éste planteo signfica todo un trabajo a mediano y largo plazo, las empresas de servicios y la comuna podrían aprovechar que la ciudad tienen calles de arena (en su gran mayoría), y comenzar a enterrar el cableado de a poco, como forma de planificación general.

Pensemos lo siguiente: cuando se cae un poste de alumbrado -producto de la anterior caída de un árbol, rama o símplemente porque se cortaron los cables- Villa Gesell deja de tener una innumerable cantidad de servicios básicos: se queda sin luz (el peor de los desastres), entonces ya no hay internet porque el modem necesita energía eléctrica, tampoco va a haber mucha agua corriente porque los pozos sin electricidad no bombean presión, tampoco hay cable, luz en la calle y en las viviendas, con los cortes de energía se cae la tensión del tendido y eso puede generar cortocircuitos a nivel de baja o media tensión con el posterior quemado de electrodomésticos.

Tal vez, deberíamos de comenzar a pensar en que la gran obra pública que necesita Villa Gesell a nivel público y privado es el enterrado de cables, de todos aquellos que pasen por un poste de calle. Eso aseguraría la continudad de servicios ante las cada vez más contantes tormentas y además mejoraría la visual de la ciudad. Las ciudades más importantes del mundo lo hacen... ¿por qué nosotros no?

Reforestación

Otras de las acciones que la ciudad debe encarar de forma urgente es la reforestación general de Villa Gesell. Es que, con la gran cantidad de árboles que fueron cayendo en los últimos dos años, sumado a los que se secan por el paso natural del tiempo, y el avance de la construcción sobre los terrenos verdes, demuestran que el destino turistico -gran iman de visitantes por su mar y bosque- de a pco tiene mucha menos zona verde.
Tal vez, sería bueno buscar especies que no tarden tantos años en crecer como pasa con el pino tradicional de la ciudad. Ese sería un buen trabajo de los ingenieros agrónomos. Pensar a la ciudad reforestada.