Buscador Buscar por día
Sábado, 17 de Noviembre Villa Gesell

Opinión | Editoriales

La política encontró el lado más sensible: Barrera se ganó otro "poroto" grande y fue masivamente respaldado

La política encontró, el sábado pasado al mediodía con la entrega de terrenos con servicios, su lado más sensible, junto a la gente, como se venía exigiéndo desde todos los espacios sociales, cualquiera sea su color político. Y acompañado a eso, el intendente Barrera se llevó -guste a quien le guste- un "poroto grande", todo enmarcado en una política social "acertada" que lo posiciona para el 2019 como un referente de mucho peso con grandes chances de renovar.

Los 134 vecinos que recibieron los lotes con servicios pueden dar cuenta y fé de ello. La alegría y emoción con los que cada uno de los sorteados (todo mediante escribano público y transparente ante lo participantes) fueron haciéndose del mayor sueño de toda familia argentina, "la casa propia", invadió a la ciudad en general de un clima festivo. Y eso se notó el día despúes del sorteo.

Esta situación cumple con el deseo masivo y, lógicamente exigible a los políticos de turno, de trabajar junto al pueblo. Pero BIEN CERCA de la gente. Y, el sábado eso se cumplió con la política de hábitat. Al igual que se cumplió con la presentación del nuevo hospital "Carlos Idaho Gesell", una apuesta en materia de salud pública que, en caso de concretarse en su totalidad, transformará la atención médica que reciben los vecinos y turistas en la ciudad.

Barrera, en sólo 10 días, estuvo del lado de la gente con un "doblete" infalible que lo posiciona a futuro para realizar otro periodo al frente del Gobierno. Y aunque haya una porción de la comunidad a la que no le guste mucho la idea, sumado a que el propio intendente (que ya del vamos habla poco) pero menos aún sobre el tema electivo, no lo admita, es posible que hoy, los números a Barrera le den bien.

A las acciones sociales (nuevo hospital, terrenos con servicios), se le suma el reconocimiento de gran parte de la comunidad: desde la política, pasando por los vecinos, comerciantes y hasta el equipo que secunda al jefe comunal en su tarea diaria.

La responsable de Hábitat, Vanesa Cabral, abrió el sorteo el sábado dejando claro el perfil sensible del jefe comunal: "nos encontramos con un intendente que tiene la sensibilidad social y el compromiso para hacerse cargo" a lo que agregó esperanzada de que a futuro "esta forma de pensar la política habitacional se instale y que se convierta en política de Estado, y así se pueda garantizar el acceso al suelo y a la vivienda digna".

Y el propio Barrera dejó claro en su mensaje que "se puede" si se pone empeño en la tarea. Dijo: "en Villa Gesell hoy se respira un aire de camaradería y de solidaridad. Ayudémonos. Vamos a demostrarles a Provincia y a Nación (en manos de Cambiemos) que se pueden hacer cosas cuando hay ganas, cuando hay voluntad, y cuando hay esperanza para que un pueblo crezca y avance".

En síntesis, el saco de la sensibilidad social, a Barrera le queda bien. Diría algún viejo político que el intendente tiene "la empatía necesaria" para "palpar" lo que la gente quiere y necesita. Si logra materializarlo tendrá un fértil camino político por delante.