Buscador Buscar por día
Jueves, 02 de Julio Villa Gesell

Opinión | Editoriales

La decisión del Gobierno, bajo la lupa: ¿sirve de algo restringir de nuevo el horario comercial y de circulación?

El Gobierno geselino decidió restringir, desde hoy y por la aparición del primer positivo en Villa Gesell, la circulación y apertura de comercios. Ahora, con la nueva normativa, los vecinos podrán estar en la calle (con justificación de trámite o mandados) hasta las 15.30 mientras que los locales podrán estar abiertos al público hasta las 15.

La medida representa un retroceso en la lucha que la ciudad está haciendo contra el coronavirus. De hecho, la restricción viene a "taladrar" el piso que los vecinos, comerciantes y el Gobierno habían logrado luego de 70 días de aislamiento obligatorio con resultados más que positivos.

Es cierto que una o dos horas menos (o más) no cambiarán muchísimo la vida diaria de la ciudad. Pero, este retroceso... ¿tiene algún fundamento científico? ¿por qué ahora se evitarían los casos o nuevos casos? ¿Tiene sentido restringir el horario? o.. ¿mejor sería controlar en la vía pública a quienes deambulen?

No existe, desde la medicina, un fundamento aparente por el cual restringir el horario para el público. Eso, sin lugar a dudas no será un determinante para el contagio. Lo que sí será elemental para propagar el virus es el cuidado y la higiene que debe tener, responsablemente, cada uno de los que integramos la comunidad geselina.

El intendente también dijo que no descarta volver al punto uno de la pandemia y sólo mantener abiertos los negocios de primera necesidad. Y eso generó temor entre los comerciantes locales y vecinos en general, quienes no ven con buenos ojos la prohibición.

Ahora bien, pensamos en voz alta: si esa determinación (cerrar los negocios a las 15 hs) contagia menos que tocar los botones del cajero automático, la manipulación de dinero o de alimentos que uno compra en el supermercado o almacén de barrio (aún en horario reducido de las 15 hs), entonces bienvenido sea, pero no creemos que ayude de mucho.

Más Editoriales

Ver Archivo