Sábado, 15 de Junio Villa Gesell

Opinión | Editoriales

Al final, tanto contacto con el Gobierno Provincial, y el intendente Barrera no puede conseguir un traslado

A los hechos nos remitimos. Al final de la historia, el intendente Gustavo Barrera no tiene tanto peso como se creía. Es que, el jefe comunal terminó siendo "rehén" de una situación sanitaria que evidentemente no puede resolver, aún cuando en todos lados se muestra al lado del gobernador bonaerense como si fuera "el" hombre fuerte en la región. Barrera no puede conseguir un traslado de un paciente en estado crítico y corre el riesgo de pagar el precio político si algo pasara con el muchacho de 24 años internado en Villa Gesell por un ACV hemorrágico.


El paciente está hace casi 48 horas internado en grave estado en el hospital geselino "Arturo Illia" donde espera, intubado, un traslado hacia un centro sanitario de mayor complejidad. ¿Puede ser posible que el mismísimo intendente no consiga una mano del Gobierno Provincial para evitar la ira de la familia?


Los familiares del joven indicaron a SECTOR INFORMATIVO que dialogaron telefonicamente con el jefe comunal pero que no lograron que se agilice el asunto. Por eso, ratificaron los cortes de calle en medida de protesta.


Para Barrera se trata de una prueba de fuego: a los casos diarios de inseguridad y la inaptitud gubernamental para resolver el penoso panorama de robos, ahora le suma la explotada situación del sistema de salud público (algo que se sabía pero que venía conteniéndose). Pero esta vez la gente no se lo perdonó y tomó la calle para que el intendente, de una vez por todas, reaccione y accione a favor del pueblo.

Más Editoriales

Ver Archivo