Buscador Buscar por día
Lunes, 19 de Abril Villa Gesell

Opinión | Columnistas

Juan Oviedo, profesor de filosofia geselino

Explicar

"Explicar", siempre es un intento de esclarecimiento porque busca ahondar, determinar o señalar, los motivos o causas de -por qué- ocurre o sucede algo. ahora, tal disposición "al explicar" desde una mirada inquisidora, nos revele que "todo explicar" queda sujeto a una doble faz, la de ser un acto -de conocimiento- o por el contrario -de ignorancia-.


La paradoja del explicar que revela "el saber o el ignorar" es cuando se explica algo -que no debería haber ocurrido- porque si hay un saber, entonces, ¡hay un prevenir!, por el cual ese tipo de explicar que no interviene para que no suceda, revela que nos hallemos ante -un ignorar-, por tratar de esclarecer ¡el pos factum!, ¿ejemplo?, cito a un medio "(...los  subsidios a empresas para el pago de salarios) fueron útiles aunque insuficientes y a la vez agravaron la situación fiscal, pues se solventaron sólo con emisión. Con lo cual, se potenció la pulsión inflacionaria como lo muestran los índices desde diciembre para aquí".


Tal explicar versa acerca del "aumento de la pobreza", claro, tal análisis es  después de los hechos, pero ahora, cuando el presidente -señaló- que la inflación es "multicausal", lo que dice es que hay, existen y se vinculan muchas variables, pero si se desconoce -la relación, el peso, la incidencia de las variables entre sí-, y presentes en esa multicausalidad, no podrá ejercer "el sentido cabal" de todo conocer y es la capacidad ¡de poder predecir! y toparnos con un decir que no interviene en lo real,........ "flatus vocis".


Esto revela que "la explicación" ¡no parte de un saber! sino de un ignorar -disfrazado de saber- por carecer del sentido profundo de todo saber, ¡actuar en la realidad! y por ello "si o si" la debe predecir. Y nos topamos con cifras que definen ese ignorar: niveles de pobreza, de contagios, como también habilitar lo que antes se prohibía -circulación, escuelas, turismo-, lo que define que la realidad se imponga a toda explicación como es el canibalismo político en ciernes.


Año electoral y línea de largada para lograr reelecciones o ser elegido, conseguir mayorías etc. y aprovecharse de la ingenua credulidad de quienes votan, tras "explicación cívica" de la importancia de posicionar a los políticos de turno -y ejerzan el poder-.


Y momentos "de la máxima explicación" por la presente decadencia. Desde 1983 hasta hoy 2021, en estos 38 años, 24 fueron gobernados por peronistas, más la condición del ayer inútil y -hoy servil- del radicalismo a Cambiemos, más la incompetencia personificada de la pasada gestión, más aquellos que los votan, un poder económico poderoso, relatos, pancartas, bombos y cuanto más, he aquí las variables de la presente decadencia y sin señalar las posibles decisiones e injerencias de EEUU en nuestra zona Latinoamericana.


Parafraseando "la decadencia es multicausal", he aquí las variables de la misma, pero ¿cómo se vinculan entre sí?, no hay explicación o -un cabal saber- para intervenir en la realidad esa "que nos lleva a la decadencia", solo un mero describir detrás de las cosas, decisiones e intereses -a los que no se llegan- y no se saben. O el explicarlo todo bajo "nuestro presente explicar", que es - saber, que no se sabe-  y por ello, necesite  "hacer creer" que se sabe, y para terminar -con Sócrates- como fondo con su "solo sé que nada se", y risueñamente nos contemple.


 

Juan Oviedo, profesor de filosofia geselino

Más columnistas

Ver Archivo