Domingo, 21 de Abril Villa Gesell

Columna de la Semana

Concejal bloque PRO Villa Gesell

El concejal Green tiene algo que decirle al pueblo, y al intendente Barrera, también...

Adrian Green

Green le dio lecciones de discurso de Barrera. El concejal del PRO no se guardó nada y, sin pelos en la lengua, remarcó a un intendente "con soberbia". Leelo, imperdible.

Con un discurso que nos tiene acostumbrados, el intendente abrió las sesiones ordinarias de este año. En primer lugar la culpa de lo que pasa en la ciudad siempre es de otros. Este año le tocó a Milei, donde en varias oportunidades habló de la gran crisis económica que vivirá la ciudad y de los sueldos magros que alcanzan los municipales, pero se olvidó decir que a muchos amigos funcionarios les tocó cobrar Adicionales por Función, Dedicación exclusiva y otros ítems que engrosan hasta un 150% sus sueldos, privilegio que los demás empleados municipales no tienen.

De los temas importantes habló poco y nada. De salud puntualizó los Centros de Salud, pero de los problemas del hospital sólo dijo: "Ya lo arreglaremos", minimizando la gran preocupación que tienen la mayoría de los geselinos estos últimos años.

De seguridad casi ni habló, una problemática que no para de crecer, solo nombró las cámaras agregadas y los móviles adquiridos. Pero cada día la inseguridad crece y los vecinos no tienen respuesta.

La soberbia lo llevó al límite de decir que los concejales nos tomamos 2 meses de vacaciones, quizá no nos vió, debería dejar de viajar tanto con el Gobernador y estar más presente en la ciudad, esa ciudad que como él dijo nos necesita, ya que él no puede sólo.

Pero sólo se va a quedar si sigue atacando a la oposición, ninguneando los opiniones y vanalizando los proyectos que cada semana ingresamos al concejo deliberante, buscando soluciones y proyectando esa ciudad que soñamos.

Porque no nos olvidemos de una cosa, la ciudad no se encontró con los problemas ahora, los viene acarreando cada año, sumando nuevos y emparchando los viejos.

Espero que el Sr. Intendente este año se de cuenta de que emparchando no resuelve los problemas, tampoco culpando al resto.

Este año tendrá que aprender a escuchar, no sólo a los concejales, sino a los vecinos que año tras año piden lo mismo: la salud, la inseguridad y que podamos soñar con una ciudad próspera dónde nuestros hijos no quieran irse, y si por algún motivo se van a estudiar o trabajar, no vean la hora de volver a la ciudad que aman.

Más Columnas

Ver Archivo